LA FIBROMIALGIA ES CAUSA PARA OBTENER LA INCAPACIDAD Y SU CORRESPONDIENTE PENSIÓN

En 1992, la Organización Mundial de Salud (OMS) incluyó oficialmente la Fibromialgia en su catálogo de enfermedades, clasificándola como “reumatismo no articular”. No obstante, esta enfermedad es más conocida como “enfermedad invisible” o “fantasma” puesto que sus síntomas, gran fatiga física y mental, que no se alivian con descanso, no se proyectan físicamente, y por ello, resulta enormemente difícil de diagnosticar.

A pesar de su reconocimiento como enfermedad, no ha sido hasta hace poco tiempo, que ha empezado a considerarse como causa de incapacidad para trabajar.

Fue de hecho el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el primero en reconocer que la baja calidad de vida de los pacientes de fibromialgia, según FEDER “inferior incluso a los enfermos de VIH”, merma notablemente la capacidad productiva en términos de rendimiento, capacidad y eficacia, sin que el hecho de que se puedan realizar tareas livianas baste sin más para enervar la situación incapacitante.

Además de las STSJ de Cataluña de 5 de junio de 2015, y de la STSJ de Cataluña de 3 de noviembre (Rec. 3764/2015), recientemente, la Sala de lo Social del TSJ de Cataluña, en su Sentencia de 24 de febrero (Rec. 6239/2014) ha considerado que la enfermedad es una razón más que válida para obtener la incapacidad, y por tanto, la pensión correspondiente.

CÓMO SOLICITAR LA INCAPACIDAD PERMANENTE

A la hora de solicitar la Incapacidad permanente, hay que tener en cuenta la forma en que se haya presentado la enfermedad y su evolución. En este sentido, existen dos posibilidades para solicitar definitivamente la incapacidad permanente:

  • Por Incapacidad Temporal prolongada, esto es, que el paciente haya cursado más de 545 días de incapacidad temporal a raíz de dicha enfermedad. En este caso, la Seguridad Social puede suponer que el carácter de la fibromialgia será definitivo.
  • Si su caso no es el anterior, puede presentar directamente una solicitud al INSS para que le concedan la incapacidad permanente.

Si bien para lo anterior, se hace necesario que haya cotizado un mínimo de 180 días en los cinco años anteriores al comienzo del padecimiento de la enfermedad.

RESOLUCIÓN POR LA DIRECCIÓN PROVINCIAL DEL INSS

El INSS realizará una instrucción del expediente, recabando toda la información necesaria a fin de determinar si procede conceder o no la incapacidad solicitada. Una vez concluido este, emitirá una propuesta de resolución que será notificada al interesado, concediendo a su vez un Trámite de Audiencia, para que, en caso de considerarlo oportuno, realice alegaciones o presente nueva documentación, tras lo cual emitirán resolución determinando si existe o no la incapacidad permanente, y si existe en qué grado.

En caso de que sea denegada o en caso de que haya sido reconocida pero no en el grado adecuado (grado inferior) entonces se abre la vía judicial.

RECLAMACIÓN JUDICIAL

En este paso, se hace imprescindible contar con la asistencia de un abogado especializado en la materia.

Antes de la presentación de la demanda, deberá formalizarse reclamación previa ante el INSS en el plazo de 30 días desde la notificación de la resolución. Por su parte, el INSS contará con un plazo de 45 días para contestar a dicha reclamación, aunque en caso de no contestar, se entenderá denegada por silencio administrativo.

Denegada la reclamación previa, que es lo que generalmente sucede, habrá de presentarse DEMANDA EN EL PLAZO DE TREINTA DÍAS. Dicha demanda iniciará un procedimiento por el cual un Juzgado de lo social estimará o no la petición de incapacidad.

Tenga en cuenta, que en caso de estimación, la cuantía de la pensión dependerá de varios factores, entre ellos, del grado de incapacidad que se le haya reconocido, la edad y el número de años cotizados.

En FORTIURIS contamos con profesionales con más de 20 años de experiencia especializados en este tipo de reclamaciones. Contacte con nosotros y le informaremos, sin ningún tipo de compromiso, para que pueda reclamar con garantía, bien llamándonos al 950 22 77 24 o visitando nuestra sede situada en El Paseo de Almería, nº 27, 2ª planta, Almería.

FORTIURIS ABOGADOS S.L.P.--

El bufete

Bufete Nuñez Abogados en Almería lleva ejerciendo en el sector desde el año 1989, siempre buscando ofrecer a los clientes el servicio de mejor calidad y confianza en el mercado.

Datos de contacto

  • Paseo de Almería, número 27, 2ª Planta, oficinas 3 y 4, Almería, 04001.
  • Tel: 950 22 77 24
  • Email: juan@bufeten-fenoy.es
Top
Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Leer más…